¿Te gustaría que tus clientes sigan comprando tus productos o servicios?

La fidelización del cliente con una empresa o una marca es un factor clave para que cualquier negocio pueda crecer y posicionarse en el mercado.

Para poder retener y convertir a tus clientes en embajadores de tu marca, necesitas implementar estrategias de fidelización. En Levadura te contamos cómo:

1. No pierdas contacto con tus clientes
El mantener una comunicación te permite conocer y monitorear a tu cliente. Una parte importante es mantener la conversación después de la transacción.
En este caso, puedes utilizar distintos medios para difundir contenido sobre tu marca y hazlo llegar a tus clientes. Además de mantener contacto con tus clientes, es una oportunidad para compartir contenido a nuevas audiencias (a través de redes sociales, newsletter, llamadas, entre otros).

2. Aprende a manejar quejas y retroalimentación de tus clientes
Si bien es cierto que las quejas no es algo que nos gustaría escuchar sobre nuestros productos o servicios, hay que aprender a manejar estas situaciones y aprovecharlas para conocer la experiencia de tus clientes. Escucha y actúa con rapidez para evitar posibles crisis de reputación online. Conoce el problema y ofrece una solución que realmente puedas realizar, y por último, comunícalo.

3. Ofrece productos relacionados
Otra forma de fidelidad tu marca es a través de productos relacionados que pueden favorecer el recuerdo de marca. Vende productos que con la identidad de la marca, ya sea con el logo, los colores o el nombre. Pueden ser productos pequeños como llaveros, camisetas, pones, entre otros. Esta estrategia puede hacer aumentar la fidelización y rentabilizar tu marca.

4. Promueve tus productos o servicios constantemente.
La clave es que tus clientes te recuerden sin importar la temporada. Sin importar que tu producto o servicio se consuma en mayor medida en cierta temporada del año, es importante que lo promuevas durante el resto del año. Esto ayudará que incrementen tus ventas y funcionará como un recordatorio cuando vuelva ser la temporada alta.